Yo quiero seguir siendo español 

 

  Por desgracia los españoles siempre nos estamos cuestionando nuestra historia y nuestra propia esencia, parece que nos avergonzamos de nuestra tierra, de nuestra historia, de nuestra propia identidad, etc…, cuando debiera ser todo lo contrario. Tenemos un gran país, una gran patria y debemos estar orgullosos de nuestra historia, gracias a ella y a sus momentos de esplendor podemos ir por el mundo con la cabeza muy alta.

 

  Leyendo a Ortega y Gasset, que buena falta le haría a más de uno, en sus Obras Completas tomo I, pág. 539 Ed. Tauro, hace referencia a un párrafo que un antiguo profesor de Historia de España de la Universidad Central, hacia 1912, escribió: “Yo quiero ser español y sólo español; yo quiero hablar el idioma de Cervantes; quiero recitar los versos de Calderón, quiero teñir mi fantasía en los matices que llevan disueltos en sus paletas Murillo y Velásquez; quiero considerar como mis pergaminos de nobleza nacional la historia de Viriato y del Cid; quiero llevar en el escudo de mi patria las naves de los catalanes que conquistaron a Oriente y las naves que descubrieron el Occidente; quiero ser de toda esta tierra, que aún me parece estrecha, sí; de toda esta tierra tendida entre los riscos de los montes Pirineos y las olas del Gaditano mar; de toda esta tierra redimida, rescatada del extranjero y sus codicias por el heroísmo y el martirio de nuestros inmortales abuelos. Y tenedlo entendido de ahora para siempre: yo amo con exaltación a mi patria, y antes que a la libertad, antes que a la república, antes que a la federación, antes que a la democracia, pertenezco a mi idolatrada ESPAÑA”.

 ¿Qué os parece?

Pensad, difundirlo y decirlo muy alto:

Yo también quiero seguir siendo español.

Carlos León

 

Artículo aparecido en el último número del periódico FE; nº33, III Época. Mayo 2006. Edita: Circulo Alejandro Salazar.